Haseeb Hameed de Lancashire y Tom Smith mantienen a raya a Nottinghamshire

Al final de su primera posibilidad, había muchas razones para creer que Nottinghamshire iba a registrar su segunda victoria de la temporada. Durante siete sesiones y media, habían hecho mucho bien. Habían eliminado casi tantos de sus últimos cinco terrenos (233) como los primeros cinco (241) para forjar una ventaja de primera entrada de 198. Sorprendentemente, cada uno de los primeros nueve hizo al menos 30, ninguno logrando más que 67 de Samit Patel.

Una racha tripulada por Stuart Broad los había visto obtener un quinto punto de bateo y, para sus jugadores de bolos, había señales de rebote variable, especialmente desde el Final del Pabellón.Lancashire había lucido siempre tan Bet365 apuestas en vivo andrajoso toda la mañana, con sus tácticas pesadas y defensivas, sus bolos, aparentemente con alergia al giro de piernas de Matt Parkinson, a excepción de Neil Wagner, quien se coló y mereció sus dos terrenos finales.

Sin embargo, al final del juego, la ventaja se había reducido a solo 70, y todavía Lancashire tenía los 10 terrenos disponibles. Steven Mullaney, el capitán de Nottinghamshire, lo había intentado todo: a cada uno de sus tres mejores jugadores de bolos: Broad, Imran Tahir y Harry Gurney, a los dos extremos, los poco frecuentes frenos de Jake Libby y una serie de campos cada vez más extravagantes, incluso dos portadas cortas y tres midwickets cortas, todas a la vez.

En lugar de wickets estaban Haseeb Hameed y Tom Smith.Claro, con el cielo azul y la desaceleración de la cancha, estas fueron las mejores condiciones de bateo del partido, pero esto, el primer puesto de apertura de temporada de Lancashire, fue un triunfo de la economía, la acumulación y la aversión al riesgo. En ningún momento los bolos fueron pobres, pero -a través de 49 overs- hubo apenas un atractivo, y aún menos jugadas y fallas. El turno que Tahir podía extraer era lento y manejable.

Hameed, como Broad, con la boca regularmente abierta e incrédula, lo atestiguará, tiene una capacidad inusual para juzgar una ausencia (sigue siendo el golpe más importante de un abridor) y parece un jugador de clase y temperamento raro. A los 19 años, parecía completamente impertérrito por la tarea de salvar un partido vital. Al principio, tomó tres límites consecutivos frente a Gurney, dos de ellos cubiertos, mientras que él tiene Sportingbet dispositivos móviles una impulsión de respaldo y juega limpio con sus almohadillas.Smith era maduro y metódico, creciendo en las entradas y acarreando un par de cuatro, una tapa impulsada, la otra barrida, para marcar el cambio de finales de Tahir tarde.

Este nivel de organización contrastaba con el de Lancashire esfuerzos en la primera mitad del día. Riki Wessels había enviado su primer balón de la mañana a través del medio campo y miró con fluidez, aprovechando los campos defensivos de Steven Croft para rotar el ataque. Patel estaba atenta, pero encontró tiempo para un delicioso viaje directo y varios rollos de esas muñecas flexibles, ya que ambos compartieron la asociación del primer siglo del partido antes de caer justo cuando parecían estar listos, como los cinco primeros el lunes.Smith tomó ambos terrenos, mientras Patel se agachaba detrás mientras Wessels guiaba a Liam Livingstone, quien será convocado por los Lions de Inglaterra después de que los seleccionadores se hayan reunido el lunes.

Broad y Brett Hutton se abrieron paso hacia 46 cada uno de la misma cantidad de entregas (60), con Broad golpeando el Parkinson curiosamente incrustado en el suelo antes de ser lanzado a través de la puerta.

Los conejos Tahir, con una unidad de cobertura, y Gurney , con una unidad recta sin alternar, se unió brevemente a la diversión, antes de que la pura voluntad de Wagner pareciera llevar a Hutton al final de la posibilidad.

Con cielos nublados pronosticados, las esperanzas de Nottinghamshire de ganar no desaparecieron por completo. Sin embargo, la tarea inmediata sigue siendo familiar: desplazar a los inamovibles Hameed y Smith.